miércoles, 22 de febrero de 2012

Fallida inteligencia conservadora

Al Real Madrid le sobraron 30 segundos de película. Se levantó del cine, como el 90 por ciento de los espectadores de un cine, al intuir los créditos finales todavía en la penumbra de la sala y olvidó que la proyección no acaba hasta que el negro se apropia por entero de la pantalla. Encajó un gol evitable, que no cambia en absoluto la eliminatoria -el C.S.K.A. está igualmente obligado a marcar en el Bernabéu-, pero que lastra el buen resultado que había mantenido durante casi una hora de gris fútbol.

Costó demostrar que el equipo se había estudiado la lección. Doumbia, Musa y Tosic rompieron la salida del balón madridista con un poderoso desgaste, generando superioridades en ataque. Ramos y Pepe entendieron el juego, nada de exquisiteces, mejor perder el balón en el campo rival con una patada a ninguna parte, como los recurrentes despejes de Casillas. Khedira, en cambio, pecó de relajación con dos pases en horizontal, paralelos a la línea divisoria. Por suerte para sus compañeros, recuperaró su sitio y se desdobló como siempre, entre los dos centrales en defensa, apareciendo en la segunda línea en el ataque. Hacia el alemán se dirigía el centro de Coentrao que, gracias a un pésimo despeje de Schennikov, Ronaldo pudo definir a gol.

Se abría la eliminatoria para el Madrid, al que le bastó la tercera llegada al área para marcar. El primer intento, una volea desviada a cargo de Benzema, provocó la lesión del francés. Tres semanas de baja, el tiempo justo para regresar en el partido de vuelta. Higuaín cargó con el ataque con su característico juego bravo aunque sin premio de cara a la portería. Callejón, perdido en los instantes iniciales del segundo tiempo, recobró el sentido y dejó una exquisitez sin premio antes de dejar su puesto a Kaká, tan intermitente como Özil.

Algunos jugadores criticaron con la boca pequeña al árbitro, el holandés Björn Kuipers, que bien es cierto se mostró a veces demasiado permisivo en las acciones de contacto. Pero Xabi Alonso -Dzagoev fue un quebradero de cabeza para el tolosarra- y Fábio Coentrao -muchos problemas en defensa- deben agradecerle a su criterio el que no acabaran en la calle. Tarjetas propias del juego, no así como la de Sergio Ramos, "pico de oro", que aún no ha entendido que la Champions deja muy poco margen de error a los defensas y su comportamiento puede condicionar eliminatorias futuras.

Tuvo que llegar el gol del empate cuando Raúl Albiol estaba ya sobre el astroturf del Estadio Luzhniki y los españoles decidieron blindar su zaga con cinco unidades. Para Arbeloa y Coentrao, la raya divisoria tenía una segunda dimensión; había una pared de cristal invisible que les impedía el paso al ataque, aleccionados desde la banda por Mourinho. El entrenador portugués, que estuvo a 30 segundos de repetir el resultado obtenido con el Inter hace dos años, jugó pensando en 180 minutos con la mentalidad más austera del Real Madrid en 2012. El gol de Wernbloom es una nueva enseñanza en el camino hacia la perfección colectiva.

viernes, 17 de febrero de 2012

Europa League: el césped y los equipos españoles

Atlético de Madrid, Valencia y Athletic Club se mueven con el balón, forman un campo magnético de jugadores con que imanar el esférico y, además, son especialmente pragmáticos. Levantinos y madrileños regresaron a España con sendas victorias y tienen los octavos de final más cerca que el cuadro vasco y los tres buscarán definir la clasificación en casa. Por partes:

El Estadio Luzhniki fue proclive al Athletic hasta que Maicon y Caicedo explotaron en el segundo tiempo sus virtudes físicas (2-1). Fieles a su estilo, los hombres de Marcelo Bielsa nunca rifaron la pelota, ni siquiera para sacar el balón desde la defensa en un campo con un color entre verde y marrón por la nieve más propio de las texturas de un videojuego. El fútbol del conjunto vasco dominó al entretiempo gracias a un gol de Muniain tras un eslalon interminable de Susaeta y Llorente, impreciso, malgastó dos ocasiones que se antojaron decisivas por la reacción del Lokomotiv. Más frescos, los rusos ahogaron los triángulos de combinación de los rojiblancos y explotaron la lentitud de Amorebieta en la defensa. Bajo los palos tuvieron a un portero brasileño atípico, Guilherme, con camisa de manga corta en el frío moscovita; reflejos de lince para sacar una desesperada chilena de Muniain.

Un obús desde fuera del área despistó a Courtois. Colocado de forma tardía para atrapar el disparo a media altura, su pecho lo repelió y Miroslav Klose se convirtió en el primer jugador que le marca al Atlético de Simeone. Pero ni el gol ni el raro error del portero cedido por el Chelsea cambiaron la propuesta del equipo. Suárez y Gabi para recuperar y generar el primer pase, Diego y Coke bailando entre líneas, Adrián aportando fundamentos técnicos y fantasía para que Falcao pusiera el olfato de goleador en la competición de la que fue el mejor jugador el año pasado. La Lazio, muy inferior, quedó muy lejos de la imagen del tercer equipo de la Serie A; el Atlético vive ya estabilizado en el cielo tras el placentero despegue del año 2012 (1-3).

El césped fue protagonista en los tres partidos de los equipos españoles. El del Olímpico de Roma, para bien, lució regenerado tras el paso del VI naciones de rugby el fin de semana. Al Valencia no le tocó lidiar con la nieve de Moscú ni con otros deportes, pero el Britannia Stadium se ensanchó para la batalla. Más distancia para los vuelos desde la banda de Delap y Shoton, buscando a un Peter Crouch que empleó manos y brazos dejando de lado el reglamento para porfiar en el aire. Espejismos del Stoke City, vencido por la banda izquierda del Valencia (0-1) y la excepcional aportación de Feghouli y Jonas. Los titulares se los quedó Mehmet Topal por su zapatazo a la escuadra derecha. La potencia, sin control, a veces deja obras de arte como la del silencioso turco. El anuncio de Pirelli no siempre lleva razón.

lunes, 13 de febrero de 2012

Doce magníficos en Zagreb

Ya no sé qué más tiene que hacer el fútbol sala para ganarse por derecho propio la apertura de una portada y no un hueco reducido junto a ventanas abiertas al SEXO con mayúsculas. Quizás la próxima Eurocopa deba jugarse un lunes de noviembre en horario de máxima audiencia -pongamos las cuatro de la mañana-, o que los árbitros no concedieran un gol legal de penalti, como sucediera con Rusia hace dos años. El escándalo vende y los guiñoles de Canal + Francia han elevado el histerismo de un país con cinco millones de parados. Sería paradójico que una selección hexacampeona de Europa tuviera más minutos en el aire en un país que no es el suyo, pero todo puede suceder en una España pendiente del nuevo corte de pelo de Mourinho o del constipado del Barcelona en el Reyno de Navarra.

El caso es que la selección lleva 106 partidos sin perder y ya suma 2 Mundiales y 6 Eurocopas en su asombroso palmarés. Sí, se perdió en el Maracanazinho ante Brasil, pero en los penaltis. Falló Marcelo y todavía recuerdo sus lágrimas, pero fue una nueva exhibición de supervivencia de un equipo que se reiventa cada dos años. El mérito de España radica en que sus triunfos son cada vez más valiosos porque los otros equipos evolucionan y acortan distancias con los hombre de José Venancio López. Eslovenia, Rumanía, Italia, Serbia, Ucrania, la eterna Rusia y una pujante Argentina se asoman a la élite de la que Brasil y España son rey y reina.

España revalidó el Europeo de 2010, tras el que Javi Rodríguez y Daniel Ibañes se despidieron de la selección, con una nueva camada de prometedores futbolistas. Lin ya estuvo hace dos años y ahora es todo un veterano escoltando a Miguelín, Rafa Usín, Alemao, Aicardo y Sergio Lozano. La guardia pretoriana -Luis Amado, Kike, Torras, Ortiz y Borja- aporta lucidez en los momentos decisivos e impregna con su sapiencia a los nuevos. En el banquillo, Juanjo o Cristian para guardar la portería. Sin el lesionado Álvaro y sin la referencia de Fernandao en ataque, el equipo se perfiló para un juego vistoso, sin pivote estático.

La calidad y una dosis de fortuna en el gol primer gol de Sergio Lozano ante Rusia empujaron a la selección hacia una remontada casi irrealizable tras el golazo de Pula. Confundir al guardameta Gustavo requirió toda clase de ardides futbolísticos; el brasileño tapó todos los huecos hasta que un mal apoyo tras su enésima parada le relegó al banquillo. Con Zuev sobre el campo, Lozano consiguió marcar el tanto que había buscado desde el debut frente a Eslovenia. El máximo goleador de la Liga apareció en el momento determinante. Su eclosión me recordó a la de Pedja Mijatovic, huérfano de goles hasta la final de aquella séptima Champions.

Algunas cabezas pensantes se niegan a dar cabida al fútbol sala en los Juegos Olímpicos. "Demasiado parecido al fútbol", dicen, sin darse cuenta de que lo mismo se podría pensar del ping-pong y el tenis por esa Reductio ad absurdum. En algún momento, la gente que ama este deporte le ha dado vueltas a esta injusticia. Mientras España sigue dando alegrías y agigantando su leyenda, los medios se olvidan de reivindicar este sueño. Sin duda es más importante que un autobús se haya llevado la puerta del coche de Gerard Piqué. ¿Quién osa cuestionarlo?

lunes, 6 de febrero de 2012

Suplemento alimenticio para Contador

"Considerando que el atleta tomó suplementos en cantidades considerables, que es incontestable que los suplementos podían estar contaminados, que los atletas han dado positivo con frecuencia en el pasado por suplementos alimenticios contaminados, que en el pasado una atleta [n. del r., Jessica Hardy] también dio positivo por un suplemento contaminado con clembuterol y que el Panel considera muy improbable que la pieza de carne tomada por el Atleta estuviera contaminada con clembuterol, encuentra que, a la luz de todas las pruebas, es más probable que el positivo por clembuterol del Atleta fuera causado por una la ingesta de un suplemento alimenticio contaminado que por una transfusión sanguínea o por la ingesta de carne contaminada". Son las primeras líneas del punto 487 del veredicto del TAS, página 92. La clave de la resolución que ha tambaleado este lunes de febrero al mundo del ciclismo.

"Consecuentemente, el Atleta ha cometido una violación antidopaje, tal y como se define en el artículo 21 del Reglamento Antidopaje de la Unión Ciclista Internacional". Éste es el párrafo 489, ya no hay vuelta atrás. De acuerdo con la legislación de la UCI, Alberto Contador es sancionado con dos años de manera retroactiva, deberá pagar a la UCI más de dos millones de euros, es "descalificado" de todas las carreras en las que participó desde el Tour de Francia de 2010 y no podrá competir hasta el 5 de agosto de 2012.
Más allá de las cifras, los sentimientos y los juicios de valor interesados, certeros o simplemente calenturientos, resulta curioso analizar cómo el caso ha tomado un prisma distinto en el Tribunal de Arbitraje Deporitivo. Lo que en principio era una batalla entre la defensa de la contaminación alimenticia -la "Teoría del solomillo", de forma vulgar" y la posible autotransfusión dio paso a una tercera vía, un escenario "plausible" que entró en juego a petición de la Agencia Mundial Antidopaje y que, finalmente, ha pesado más en el veredicto del tribunal que las dos opciones originales.

Según los datos aportados a la investigación, Contador y su equipo en 2010, el Pro Team Astana, tenían una lista de 27 suplementos alimenticios y el pinteño afirmó en el TAS que no se salió de las pautas indicadas por los médicos del equipo kazajo. El ciclista es responsable de todo lo que entra en su cuerpo, pero ¿se imaginan a ustedes controlando si 27 compuestos están contaminados o no? Ésa es la realidad del ciclismo actual, donde se es culpable o sospechoso hasta que se demuestre lo contrario.

Lo cierto es que el equipo de abogados de Contador alegó, con cierta lógica, que si el clembuterol apareció en el cuerpo del pinteño por culpa de un suplemento alimenticio, otros compañeros habrían dado también positivo. Pero el Pro Team Astana, que en 2011 mantuvo los mismos suplementos, sólo ha tenido un positivo desde el Tour de Francia de 2010: el de Alberto Contador. Para la defensa del madrileño, esta tesis fue un "intento desesperado porque él [Contador] sabía que no escaparía a una sanción porque el uso de suplementos alimenticios nunca es considerado como una explicación totalmente exonerante".
Las 98 páginas del informe y 513 puntos darían para llenar un documental de fondo jurídico. El TAS, tras estudiar los informes positivos y negativos y las deducciones sin fundamento de una y otra parte (La defensa, Contador, llevó a la corte el caso del hermano del granjero Lucio Carabias, muerto en 2010 pero que había estado envuelto en 1996 en un caso de engorde ilegal; el TAS, como parte de su estrategia para acusar a Contador de llevar a cabo la transfusión, señaló a su entorno: Manolo Sáiz, Bjarne Rijs, Eufemiano Fuentes. Ambas estratagemas cayeron en saco roto) decidió que las dos teorías eran "igualmente improbables".

Resulta apasionante leer y, sobre todo, intentar comprender la terminología científica, especialmente cuando se habla de la posible transfusión y de los ftalatos y otros restos plásticos. La UCI y la AMA presentan un estudio del Laboratorio de Barcelona, por el cuál la concentración en un atleta de la sustancia 5OH-MEHP (5-hidroxihexil ftalato) es de 36,6 nanogramos por mililitro de media y 256,5 ng/ml como máximo (Contador tenía en la muestra del 20 de julio 478,5 ng/ml). Para el 5OXO-MEHP, la cantidad media es de 27,9 ng/ml y de 198,8 ng/ml como máximo. El pinteño, según el informe, tenía en su cuerpo 208,6 ng/ml. Como parte de su estrategia para revocar estos datos, el ciclista español pasó el 3 de mayo la prueba del polígrafo, avalando su testimonio de veracidad por los doctores Rovner y Palmatier. Pero el TAS recuerda que el detector de mentiras es falible al 5% de las pruebas.

Contador tiene dos años de sanción, no pudo demostrar que la carne que consumió el día de descanso en Pau estuviera contaminada y por eso ha sido sancionado. Diferentes informes aportados por la acusación demostraron que las posibilidades de que una animal de granja en la Unión Europea estuviera contaminado con clembuterol eran "casi cero" (el TAS descarta que la carne fuera importada de Sudamérica). En el año 2008, se hicieron 300.000 controles por los países miembros buscando reses engordadas de forma ilegal; actualmente, sólo hay un resultado pendiente de evaluación en Italia. Un 0,0042% de posibilidades para 50 picogramos de clembuterol.