lunes, 28 de marzo de 2011

Preparados

Galopada en la E3 Prijs de Cancellara para revalidar su victoria de 2010

El sábado, Fabian Cancellara se impone con una autoridad aplastante en la meta de Harelbeke. Como si toda victoria del suiza conllevara una relación causa efecto, ayer Tom Boonen neutralizaba los titulares del día anterior con su segunda victoria en la Gante - Wevelgem. Los motores de los dos mejores especialistas sobre el pavés se van engrasando con la mira puesta en el próximo domingo.


Como un búfalo desatado, Cancellara lo volvió a hacer. Aceleró y se marchó cuando así lo vio oportuno. Sacó de rueda al valiente Simon Spilak, en la que es probablemente una de las pocas apariciones de la Lampre desde que Ballan cambió de equipo. Solo, dominando el tiempo, empujado por sus portentosas piernas de atleta privilegiado, consiguió alcanzar a los escapados para después darles el golpe de gracia definitivo. Ver a Bram Tankink estirarse en pleno ataque del suizo es uno de esos momentos de patetismo que hacen humanos a los demás ciclistas frente a la perfección de la máquina de Berna. Su enésima galopada es el peor presagio posible para sus rivales. No hay fisuras en el ganador de Flandes y Roubaix. Como sucede con Contador, todos saben que va a atacar. Casi todos saben que es imparable.

Pero si el pinteño tiene a Andy Schleck como alter ego, Tom Boonen es el rival deportivo por antonomasia del suizo. Con la particularidad de que el belga defiende la tradición clasicómana de su tierra y en su tierra. Corre en casa. Y se nota. El apoyo del público, el grito jubiloso del speaker que anuncia su nombre como ganador de la Gante - Wevelgem, la narración de Renaat Schotte en Sporza. Los resoplidos del periodista belga el sábado, con la exhibición de Cancellara, se tornaron en jolgorio tras el larguísimo sprint del ciclista de Mol el domingo. Fue la culminación de un perfecto lanzamiento por parte de Steegmans. Después de semanas con los roles intercambiados, los papeles vuelven a su lugar. La jerarquía de unos y otros con el Tour de Flandes en mente queda clara. Los jefes están a punto para la batalla del próximo domingo. Boonen transmite las buenas sensaciones de siempre sobre los muros de pavés. Cancellara, por su parte, se esconde, se agazapa, deja hacer al belga. Si las fuerzas y la suerte deciden que el próximo domingo vuelva a ser un mano a mano entre los dos, habría que ver qué papel jugará el factor psicológico en ambos. En Cancellara, por saber que el pasado reciente juega de forma apabullante a su favor. En Boonen, por recordar la tortura en el Kapelmuur y la impotencia de dar hasta el último gramo de energía sin otra recompensa que el segundo puesto. Ninguno estará en los Tres Días de la Panne, que arrancan mañana. Ambos tratarán de escribir el fin de semana una nueva página dorada en la historia del ciclismo.
Boonen, victorioso en Wevelgem por delante de Bennati y Farrar. Foto: Bikezona.com

Tampoco estará mañana en la carrera flamenca Juan Antonio Flecha. No obstante, siempre es grato saber que Flecha cuenta con reconocimiento en Bélgica. La página de la E3 Harelbeke es una muestra más. El hispano - argentino apura sus últimos días de preparación con buenas sensaciones. Tras su magnífica remontada a inicios de mes en la Omloop Het Nieuwsblad, se le ha visto bien en los muros, siempre a rueda de Boonen, atento a cualquier escaramuza. Podemos esperar del ciclista del Sky buenos augurios para las dos próximas semanas, si cabe más para Roubaix que para Flandes. Lo mismo de Pozzato y Hushovd. Por su parte, Devolder se ha mostrado errático, pero algo mejor que en su preparación del año pasado. En cuanto a Ballan, por fin ha vuelto a recobrar su forma de antaño, como se vio en la Milán - San Remo, aunque se le ha visto algo más atrancado en los muros flamencos. Después de dos años, Nick Nuyens ha vuelto a su mejor estado de forma en las clásicas flamencas, gran noticia para el Saxo Bank. Y quien más quien menos piensa en Sagan y Voeckler. Es muy difíciles que ganen, siquiera que tengan opciones, pero todo lo que aporten el imberbe checo y el campeón francés hará aún más espectacular este mes de pavés al que -¡cómo pasa el tiempo!- ya le queda poco para acabar.

PD1: Contador ganó la centenaria Volta a Catalunya, una carrera muy movida y donde José Joaquín Rojas ganó al quinto intento, tras ser dos veces segundo y otras tantas tercero. Tras el recurso de la UCI, se prevén meses muy movidos en el ciclismo. El ataque de McQuaid a la gestión del caso por parte de las autoridades españolas, aduciendo a la politización del mismo, no ha sentado nada bien en la RFEC. Ahora es el TAS el que ha de dar el veredicto final.
PD2: También ayer, Frank Schleck se impuso en el Criterium Internacional. Buena actuación de los hombres del Trek - Leopard, con Voigt intentándolo desde lejos el sábado, y luego con Andy dejando expedito el camino a su hermano. Kyrienka aprovechó su oportunidad para subirse al podio de una de las carreras de más tradición del pelotón.

PD3: Sigue la polémica con el pinganillo. Pat McQuaid ha vuelto a defender la prohibición de las radios. "¿Queremos que el ciclismo sea un juego de PlayStation?", ha afirmado en Sporza


No hay comentarios:

Publicar un comentario