sábado, 13 de marzo de 2010

La Inquisición contra Higuaín



Se debe sentir muy solo el "pipita" después de los últimas portadas del diario Marca. El sancta sanctorum de gran parte del madridismo ha atacado con ferocidad la mala actuación del delantero argentino contra el Olympique Lyonnais. Dos portadas -la primera, indirectamente; la segunda, de lleno- en dos días hacen referencia al número veinte del Real Madrid. Dos puñales que han pasado ya por encima de cualquier lisonja que en semanas anteriores este diario pseudo-sensacionalista (con el cual quien servidor cada vez se siente menos identificado) le dedicara. Así de rápido cambia de parecer este camaleónico medio.

Hoy, sábado 13, Marca habla de una posible oferta del Manchester City de cincuenta millones de euros por Fernando Gago y el propio Higuaín. En portada, se añade el coste que ambos fichajes supusieron para la entidad blanca. Una cantidad -treinta y tres millones y medio, según el periódico de Unidad Editorial-, por tanto menor a la ofrecida por el City. Tácitamente, el Marca estaría, así, dando información pero, a la vez, mostrando su visto bueno a la operación con el club inglés. Curioso el caso, cuando hace menos de un mes Higuaín era el jugador más en forma del Real Madrid para toda la prensa deportiva. Pero, señores, hay que vender periódicos. Y en este país y en este momento, casi da igual cómo.
Pero la portada que se lleva la palma es la de ayer, viernes 12. "CR9 mosqueado", titula el Marca. Y añade el diario que Ronaldo se queja de dos jugadas en las que Higuaín, ¿intencionadamente?, no le pasó el balón, sino que prefirió disparar, en una, y hacer la guerra por su cuenta -que fue como jugó el Madrid tras el empate del Lyon-, en la otra. Los compañeros de Marca dejan una pregunta en el aire: si hubiera sido Cristiano el que en ambas jugadas tenía la posesión del balón, ¿le habría pasado él al "ex" de Ríver? Quien suscribe estas líneas cree que la respuesta es sencilla y rotunda. NO.


Primera jugada: balón en el área, disparo franco y mano espectacular del guardameta Lloris. Era una posición franca de disparo, si bien no tanto como en la que estaba situado el portugués. Bajo mi punto de vista, Higuaín hizo lo que todo delantero debe hacer en el área: disparar.


Segunda jugada: tras el empate, el Madrid está roto más en ataque que en defensa. Cada jugador intenta regatear él solo a cuantos rivales se le ponen por medio. Lo hizo Diarra, lo hizo Kaka', lo hizo Lass, lo hizo Higuaín. El argentino estuvo mal en esta jugada en particular, como lo estuvo el Madrid en ataque, sin ideas y buscando el gol a trompicones.


La estrategia del diario Marca, ¿busca la marcha de Higuaín? ¿Dirán mañana que hay ya acuerdo con Rooney o con Villa? ¿El fin ulterior era quizás mimar a la "CR9", quizás arrepentido de haber salido del Manchester United? Probablemente lo sepamos en cuestión de semanas, pero parece claro que lo único que Higuaín puede hacer para revertir su situación actual a ojos de la prensa es trabajar. Seguir trabajando en silencio, como ha hecho desde que llegó a Madrid.

FE DE ERRATAS: en mi artículo sobre la previa del R. Madrid - Olympique afirmé que Lucho González jugaba en el Lyon. Esto es absolutamente falso, puesto que juega en el Olympique de Marseille. Evidentemente, quería referirme a Lisandro López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario