miércoles, 3 de febrero de 2010

El adiós de dos leyendas






La victoria el pasado sábado en el europeo de fútbol sala colmó las aspiraciones de muchos. Pero también resultó amarga por la retirada de dos de los nuestros. Hablar de Javi Rodríguez (Santa Coloma de Gramanet, 1974) y de Daniel Ibañes (Sao Paulo, 1976) es hablar de dos iconos del fútbol sala no ya nacional, sino mundial. Eternos 7 y 14 de la rojigualda, sus trayectorias han engrandecido este deporte. Dejan en cada partido una huella imborrable. Su adiós a la selección española implica traer a la memoria muchos y muy buenos recuerdos.



Guatemala, año 2000. El año que lo cambió todo. España, hasta entonces, sólo había ganado un título (Eurocopa 1996) y ya había rozado la gloria mundial. Aquella final ante Brasil marcó el antes y el después en la selección. Ibañes adelantó a los nuestros de penalty, y Javi Rodríguez, "Rodri", les dio la puntilla al convertir dos doble - penaltis para remontar el 2-3 brasileño. Resultado final, 4-3. Campeones del mundo. La dinámica ganadora, fruto del enorme trabajo de Javier Lozano (ex-seleccionador y ahora presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala), se convirtió en un automatismo más de España, en la que Javi Rodríguez y Daniel eran cada vez más importantes.


Con el europeo de 2001 también en las vitrinas, llegó 2004 y el más difícil todavía: revalidar el título de Guatemala. Al otro lado del mundo, en Taiwan, España confirmó su condición de "coco" del fútbol sala, cargándose a Brasil en semifinales (por penalties), con un Andreu Linares estelar, y a Italia, vigente campeona de Europa entonces, por 2-1, golazo de Marcelo incluido. Victoria increíble, teniendo en cuenta que Italia nos había ganado en la segunda fase. Pero los hombres de Lozano se crecieron en la final. Y si con el primer mundial España llegó a la estratosfera, esta segunda copa la envió directa a las estrellas.



No estuvo en Taiwan Ibañes, el "brasileño de segovia", que tantas alegrías dio en la época gloriosa del Caja Segovia, y que tantas nos da ahora a los del Inter Movistar. Sí estuvo en 2008, en Río de Janeiro. Aunque la mala suerte acompañó al paulista, pues una lesión en los ligamentos de la rodilla le impidió disputar la final. Fue Brasil quien nos privó de la triple corona y de repetir, casi 60 años después, otro "Maracanazo". España se vio desbordada por el juego de la "verdeamarelha". El orden táctico frente a la fantasía. Personalmente, lo pasé muy mal en aquella final, pero ahora lo veo como un recuerdo bonito. Se perdió justamente, en penaltis, pero se empató a 2 con Brasil tras el tiempo reglamentario. Toda una proeza. Falló Marcelo el penalty decisivo (otro que se retiró de la selección y al que se echa de menos), ganó Brasil.



Entretanto, España ha conseguido hacerse camino en Europa, donde lleva ya tres victorias seguidas. Con ésta de 2010 nos dejan Javi Rodríguez, "Rodri", que se va como Bota de Oro del europeo. El hombre de la mente fría ante el portero, genio con las dos piernas, disparo potente, goles imposibles como el taconazo ante Portugal del sábado, y Daniel Ibañes, "sudoku", el hombre tranquilo, la única persona (junto con su inseparable Julio García Mera) que no - celebraba los títulos, fantasía y astucia sobre el tapete, clase brasileña, corazón español. El vacío que dejan en la selección será muy difícil de ocupar, pero el tiempo todo lo cura. Centrados ahora ambos en sus clubes, el sábado se verán las caras en Alcalá de Henares. Hay un Inter Movistar - F.C. Barcelona en juego. Cuento las horas para ese partido.

Gracias a los dos por tantas tardes de buen fútbol sala, con la selección, con Caja Segovia, con Playas, con Interviú, con el Barça. ¡Gracias por todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario